Negocios venden 25% más si tienen cerca un cajero automático

81

La Asociación de Bancos del Perú (Asbanc), señaló hoy que los negocios incrementan hasta en 25% más sus ventas anuales, si tienen un cajero automático cerca a sus establecimientos, según da cuenta un reciente estudio de esta institución.

Adicionalmente, la instalación de dichos cajeros dentro de los negocios, genera un ingreso extra a sus propietarios, por la comisión que reciben por tenerlas alojadas, indica el informe “Impacto del uso de los cajeros automáticos en el Perú”, realizado por el Área de Estudios Económicos de Asbanc.

Los cajeros automáticos fueron el primer gran esfuerzo “de alto impacto” del sistema financiero mundial por extender sus servicios fuera de las oficinas bancarias, indicó el gerente de estudios económicos de Asbanc, Alberto Morisaki.

“Ha sido de tal impacto a tal punto que hoy cada 215 segundos se instala un nuevo cajero automático en el mundo y en ellas se realizan 61.7 billones de disposiciones de efectivo anuales”, dijo.

Entre los beneficios más resaltantes, Morisaki destacó que gracias a la proliferación de estos terminales, los clientes reducen sus costos de transporte y el tiempo para sus operaciones pues pueden realizar disposiciones de efectivo las 24 horas, los 7 días de la semana.

“Asimismo, gracias a la interconexión global, las personas pueden realizar retiros de efectivo de los cajeros sin importar en qué lugar del mundo se encuentren”, señaló.

También resaltó que el constante avance de la tecnología ha logrado que los cajeros automáticos dejen de ser simples dispensadores de dinero y ahora sirvan para realizar diversas operaciones tales como depósitos, transferencias, pagos de cuentas de diversos servicios, entre otros.

“Otro aspecto positivo del uso de cajeros es que han logrado disminuir las colas y la afluencia a las oficinas bancarias, descongestionando el servicio en ventanillas”, dijo.

Asimismo, destacó que los cajeros automáticos ayudan a los programas sociales del Gobierno, porque a través de ellos, se pueden realizar la transferencia directa de dinero a las personas beneficiarias.

“Además, son un buen canal de acceso a las remuneraciones que reciben los empleados del sector público”, indicó Morisaki.

También destacó que gracias a la tecnología inherente a los cajeros automáticos, principalmente las cámaras de seguridad, las unidades de investigación criminal de distintos países, han visto facilitada su labor, al poder identificar malhechores cuando hacían uso de estas terminales.

“La sociedad en conjunto también ha conseguido obtener beneficios por el uso de los cajeros. En ciudades donde existe una amplia red de cajeros automáticos, las personas tienen menos necesidad de cargar grandes sumas de efectivo, y disponen solo del dinero que necesiten en su momento, disminuyendo el riesgo de asaltos por montos altos”, subrayó.

Finalmente, indicó que los cajeros también sirven para llegar a personas sin acceso al sistema financiero, y gracias a algunos productos bancarios simples como las cuentas de ahorro básicas y tarjetas de débito, están ayudando a la alfabetización financiera.