Messi y su padre condenados a 21 meses de cárcel por fraude fiscal

175

La sentencia fue notificada este miércoles a las partes por la Audiencia de Barcelona y puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Al parecer, es poco probable que ingresen a prisión porque en España no es habitual que los condenados a menos de dos años de cárcel por delitos no violentos lo hagan.

Messi deberá pagar una multa por alrededor de dos millones de euros por defraudar a Hacienda, con relación al IRPF, en los ejercicios de 2007, 2008 y 2009 y su padre 1,5 millones de euros.

Hace un mes, ambos fueron juzgados por un fraude fiscal de 4,16 millones de euros entre los años 2007 y 2009.

El pasado jueves 2 de junio el astro del fútbol compareció ante la Audiencia de Barcelona para declarar por tres presuntos delitos de fraude fiscal, con los que el argentino habría evadido 4,1 millones de euros.

En esa oportunidad, Messi se negó a responder las preguntas de la abogacía del Estado y sólo contestó las de la fiscal.

En sus declaraciones, afirmó que desconocía su relación con la empresa Jenbril con sede en Uruguay, a través de la que cobró sus derechos de imagen.

“Nunca le pregunté a mi padre sobre esos temas (tributación). La verdad es que como explicó antes mi papá, yo confiaba en él y en los abogados, no tenía ni idea de nada, me dedicaba a jugar al fútbol“, dijo.

Messi y su padre argumentaron que no estaban al corriente del delito y que habían delegado todas las cuestiones legales y fiscales al despacho Juárez&Asociados y a un antiguo socio de la familia, Rodolfo Schinocca.