Infusiones y emolientes para combatir el frío

643

En el invierno las personas buscan refugiarse del frío consumiendo en sus casas u oficinas tazas humeantes con variadas infusiones: té, anís, hierbaluisa, manzanilla, entre otras.

No obstante estas bebidas, que se suele consumir en el invierno, además de proporcionarnos calor, también poseen un importante valor nutritivo y algunas propiedades medicinales.

Geraldine Maurer, nutricionista de la clínica San Borja, explica que las infusiones adquieren muchos de los químicos de las plantas, junto con su color, aroma y sabor. “Estos químicos de las plantas —agrega Maurer— actúan como antiinflamatorios y desintoxicantes, como el boldo, que ayuda a la función hepática. Otros tienen propiedades antibacterianas, por ejemplo”.

Una bebida muy consumida en el invierno es el emoliente, que concentra varios ingredientes con propiedades beneficiosas para el organismo, además de proporcionarnos calor rápidamente.

“Contiene linaza que tiene una fibra en forma de goma y se obtiene cuando se le agrega líquido caliente. Esta fibra es muy buena para el organismo, ya que ayuda a reducir el colesterol, y mejora la flora gástrica, lo que optimiza el sistema inmunológico”, señala la especialista. El emoliente incluye también cebada y cola de caballo que actúan como diuréticos y además poseen una gran cantidad de antioxidantes.

Con el invierno llega la humedad. Para la medicina china esta propicia la enfermedad por la facilidad con que penetra en el organismo.

Sin embargo, existen productos que ayudan como la canela, el kion y el clavo de olor. Un chocolate caliente con canela y clavo de olor suele ser reconfortante en estos días de frío. Podemos agregarle a esta bebida crema de coco. El aceite del coco es un excelente antibiótico y antiséptico pulmonar. Puede ayudar a mantener los pulmones sanos en invierno. El emoliente, por las hierbas medicinales que incorpora, estimula la función diurética, neutraliza la acidez y permite una óptima digestión.

PARA TENER EN CUENTA
Deje reposar de 3 a 5 minutos las infusiones antes de consumirlas. Así se asegura que las hierbas aporten todos sus nutrientes.

Lea las instrucciones de preparación de todas las infusiones, ya que existen algunas bebidas como la uña de gato que requieren un mayor tiempo de hervor.

Se cree que tomar té frecuentemente causa estreñimiento. Sin embargo, los especialistas indican que no se puede generalizar este efecto en todas las personas. En Asia se toma té con frecuencia sin que se presenten molestias de este tipo.