Es un platillo nutritivo, delicioso y lleno de sabor. Lleva cordero, choclo, lechuga, tomates, ajos molidos, ají panca molido, vino o vinagre, sal y romero.
Se troza el cordero en varias partes y se aliñan con todos los ingredientes por varias horas. Se pone a la parrilla, se asa durante una hora. Luego se va esparciendo aceite cada cierto tiempo, hasta que se encuentre completamente asado. Se sirve con choclos, papas sancochadas, arroz (opcional) y salsa criolla. Si deseas puedes acompañar el plato con una tradicional chicha morada heladita.

Es un plato muy rico y jugoso. Consiste en trozos de carne de chacho o puerco con piel que se cocina con su misma grasa y agua, se prepara sólo con sal. Se sirve con camotes fritos o papas sancochadas y cancha serrana y salsa criolla .
Para preparar la salsa criolla, se debe cortar la cebolla roja en juliana, se macera con sal, pimienta, rocoto picado muy fino y limón.

Es uno de los platos más suculentos y tradicionales del sur peruano, en especial de Tacna y Arequipa. El adobo es una forma de maceración de la carne, en la antigüedad se utilizaba para conservarla. Se prepara a base de chancho o cerdo en una vasija grande de barro, la forma tradicional es cocinarlo a la leña.
Al cerdo se macera con vinagre, ajo, comino (opcional), pimienta (al gusto) y orégano, por una hora. Después se pone al fuego por 30 minutos. Es un plato aparentemente fácil, no obstante debe ser preciso para que salga al punto. Se sirve con papas, camotes y choclo sancochados y ensalada (opcional). Se acompaña con una copita de pisco, preciso.

Es un plato típico, sencillo y sabroso, en especial para el invierno. Se puede preparar con diversos tipos de carne, no obstante en la región se prepara con gallina criolla. Lleva zapallo, choclo, arvejas, zanahorias, papas, ajo, sal, perejil (opcional), apio y arroz.
Se sanchocha el ave en agua y sal, se agrega parte de los ingredientes y se deja cocer por unos cinco minutos y se agrega el resto. Se sirve con perjil si lo desea.

El término "Patasca" proviene del quechua que quiere aludir al maíz reventado

La patasca a la tacneña es un plato sustancioso y nutritivo, que se impone por la contundencia de su contenido y su concentrado de sabores que derivan de su preparación neta en olla de barro a leña que servida caliente y en plato hondo puede satisfacer al comensal más exigente. Un plato con historia que en estos gélidos días de invierno deleita el paladar y reconforta el cuerpo.

RECETA

  • Tres litros de agua

  • Una cabeza de chancho

  • Un kilo de mondongo, carne de pecho de res, patita de carnero.

  • Un kilo de maíz patasca sancochado

  • Tocino y jamón

  • Una cucharada de manteca de chancho

  • Dos cucharadas de cebolla licuada

  • Cuatro dientes de ajo molido

  • Ajíes frescos, yerbabuena

PREPARACION

Debes empezar a prepararla temprano, porque hacer esta contundente sopa toma varias horas. En una olla grande pones a sancochar la cabeza de chancho junto con el mondongo, el tocino y el jamón, la carne de res y las patitas. Una vez cocidos los cortas en trozos pequeños.

Aparte prepara un aderezo en manteca con el ajo, la cebolla y los ajíes; cuando haya dorado, sofríes las carnes sobre el preparado y luego le incorporas el caldo.

Espera a que el líquido se consuma un poco y entonces vierte todo esto sobre el resto del caldo, junto con el maíz y un poco de yerbabuena.

Deja hervir un tiempo prudencial. al final, cuando la sustancia esta bien concentrada, agrégale los ajíes enteros tostados.

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By Web-Komp