¿Te ha pasado que al acudir a un local de venta de sánguches, la hamburguesa que pediste con tanto deseo o hambre no sabe a carne? Para que no te ocurra lo mismo o simplemente quieras ir a la segura, te recomiendo visitar el food truck de “La Nana” ubicado en la plaza Jorge Chávez en el distrito de Gregorio Albarracìn Lanchipa.

La historia de este negocio empieza hace cuatro años con el cambio radical de vida de Ronnie Suárez de Freitas Palza quien decidió trabajar de forma independiente y dejar atrás los tradicionales empleos con un horario de oficina. Junto a su prometida, Yesica Santa María Bedoya, hacen una dupla perfecta para el negocio de la comida sobre ruedas.

¿Cómo empezaron con este negocio? Hace cuatro años atrás pasé por una experiencia de tener un food track en Lima, cansado del horario de oficina, trabajar para otros o una empresa, decidí con mi prometida iniciar esta idea de poner un restaurante móvil como una opción diferente a los tradicionales que hay en Tacna.

¿Qué los diferencia de la competencia? Brindamos una nueva opción de sabores y calidad de los sánguches, cuidamos el medio ambiente, ya que nos autogeneramos energía propia con los paneles solares que tenemos incorporado en la parte superior del food truck, que es la primera que trabaja con sánguches a la parrilla dejando a un segundo plano a los emparedados a la plancha donde es alto el consumo de aceites y grasas trans.

¿Qué productos innovadores están ofreciendo?

Aparte de los emparedados, contamos con tacos mexicanos que ha tenido muy buena acogida y la gente pide más este producto, tenemos otra novedad que son las salchipapas andinas y tratamos siempre en satisfacer a los clientes. Las cremas que ofrecemos al público son preparadas en casa no ofrecemos productos industrializados. Lechugas orgánicas y del Castelino compramos el pan ciabatta.

En Linea

Hay 20 invitados y ningún miembro en línea