×

    Error

    There was a problem loading image ninofuego.png

    There was a problem loading image montain.png

    There was a problem loading image heladomalo.png

    There was a problem loading image game1.jpg

    A MI PATRIA AUSENTE

    Autor:Carolina Freyre Arias
     
    Presente estás en la memoria mía.
    ¡Oh patria de mi amor!
    Albergue de pasados goces,
    infinito raudal de inspiración.
     
    Nunca pude olvidarte. En las borrascas
    cruentas del dolor,
    surgió a mi vista tu sereno cielo,
    tus playas matizadas y tu sol.
     
    Con mágico pincel el pensamiento
    el cuadro delineó,
    do vi agolpadas en tropel confuso
    imágenes que guarda el corazón.
     
     
    Memorias que en la rauda catarata
    del tiempo que pasó,
    sobrenadan, aún, cual en el piélago
    llevada por el viento va la flor.
     
     
    Memorias ora dulces, ora graves,
    de luz, de inspiración,
    do flotan los aplausos, las coronas
    de perseguida gloria al resplandor.
     
     
    ¿Olvidarte pudiera, patria mía?
    Si en mí vive tu amor,
    como en el cielo la radiante estrella,
    como en rosada nube el arrebol.
     
     
    Si fue mío también el fiero ultraje
    que te hizo el invasor,
    cuando dormías descuidada y pura
    sin tener asechanzas ni traición.
     
     
    Cuando roto ya el cauce y desbordados
    los mares del dolor,
    muda estuvo la tierra, mudo el cielo,
    los elementos sordos a tu voz.
     
     
    ¡Oh, pasadas memorias! ¿Quién pudiera
    cual rauda exhalación,
    apartarlas del alma donde viven,
    la página arrancar que las guardó?
     
     
    Y volver la mirada ya tranquila
    hacia el naciente albor,
    do otra vez luce la peruana enseña
    que signo fue de libertad y unión.
     
     
    Quiero mirarte coronada y grave
    como en tiempo mejor,
    cuando a la sombra de triunfante lauro
    tu opresora cadena se rompió.
     
     
    Quiero que cante la ventura tuya
    la arrulladora voz
    de los Palma, Cisneros, Juan de Arona
    y otros mil que la fama coronó.
     
     
    Quiero en la cumbre de la gloria verte,
    patria del corazón;
    y, entonces, ya feliz dormir el sueño
    del que nunca el mortal se despertó.

    Información Tacna

    En Linea

    Hay 18 invitados y ningún miembro en línea

    Tacna Virtual .com