El líder de Alianza Para el Progreso (APP), César Acuña Peralta, señaló que su partido político apoyará la gestión del nuevo Presidente de la República Martín Vizcarra Cornejo, que asumiría mañana este cargo tras la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.

Este apoyo no implica que APP dejará de fiscalizar la gestión, precisó.

“Tenemos que felicitar al Congreso de la República, y felicitar la decisión (renuncia) del presidente Kuczynski, creo fue la mejor decisión por el Perú. Se está respetando la constitucionalidad, habiendo renunciado PPK le toca ser presidente a Vizcarra (…) es un oportunidad para recuperar la credibilidad”, dijo Acuña Peralta.

El líder de Alianza Para el Progreso llegó esta mañana a la ciudad de Tacna para participar de un evento académico en la Universidad César Vallejo y reunión con las bases de APP en Tacna.

Con cuatro votos a favor y tres abstenciones, el Consejo Regional de Tacna acordó en nueve ocasiones denunciar a la gerenta general del Gobierno Regional de Tacna, Sheillah Miñano Bautista, por no proporcionar información al pleno.

En la sesión extraordinaria de ayer la agenda tenía nueve puntos, los mismos que eran informes de la Comisión de Fiscalización sobre la presunta responsabilidad de la gerenta por no cumplir sus funciones.

Ella será denunciada junto a directores regionales, funcionarios del PET y del hospital Unanue por cometer la misma falta con respecto a la información solicitada sobre proyectos, acciones, contrataciones, entre otros.

El consejero Jaime Bautista, quien preside esta comisión, indicó que el secretario técnico remitirá la documentación al Ministerio Público para que tome las acciones del caso.

La alcaldesa electa del CP Boca del Río, Dora Quihue, considera que los motivos por el cual la MPT no quiere juramentarla en el cargo es porque hay un temor a que investigue la entrega ilegal de terrenos que la gestión hizo en el balneario.

Quihue, quien asistió a la sesión, salió ofuscada por la suspensión de la sesión, quejándose que la mesa directiva no quiso debatir el proceso electoral argumentando que el caso estaba judicializado, pero recordó que a su hija Bárbara Cuadros le anularon pese a tener un litigio.

La sesión extraordinaria en la que la alcaldesa electa del Centro Poblado Boca del Río, Dora Quihue, esperaba pensando que por fin se aprobaría su juramentación y proclamación en el cargo, quedó suspendida después de más de dos horas de debate sobre este expediente.

DESARROLLO. Cuando se llegó al segundo punto, sobre las elecciones, la regidora Julia Benavides pidió que se someta ante el pleno la exoneración de dictamen e informes; sin embargo, el presidente del Concejo, el teniente alcalde Jorge Infantas, recriminó que no hay ningún expediente u hoja sobre este proceso y recomendó a la Comisión de Asuntos Legales, que preside Cinthya Terreros, que lo haga llegar al ejecutivo para subirlo al Concejo.

Terreros contestó que el expediente lo tenía Secretaría General, a lo que Infantas le recordó que con documento ella pidió que pase a Asesoría Legal para consultar si se puede tomar decisiones estando pendiente un proceso judicial.

A pesar de esto, Terreros, Benavides, Santiago Villafuerte, José Durand, Pedro Maquera, Patricia Quispe, Luis Chavarría y Víctor Liendo exigieron que Infantas cumpla con someter al pleno el pedido de Benavides, lo que no fue autorizado en ningún momento argumentando la falta de documentos.

Es más, Villafuerte pidió que se someta que se dará cinco días para que se presente el dictamen y el ejecutivo convoque a sesión, lo que sí aceptó Infantas pero él mismo le recriminaron por qué aceptaba este pedido y no el otro.

El concejal Alfonso Ramírez propuso que baje a comisión, y Pascual Chucuya un cuarto intermedio, lo que sí tenía la venia de Infantas pero no del grupo quejoso, que criticaban el accionar del presidente con calificativos. Ante esto y por no permitirle pasar al siguiente punto, Infantas dio por suspendida la sesión.

El desenlace de la gravísima crisis política por la supuesta compra de votos fue también el fin del Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski. Luego de varios días de tensión por la moción de vacancia que enfrentaba, debido a sus vínculos con Odebrecht, el hasta ayer jefe de Estado anunció su renuncia, la que presentó al Congreso de la República mediante una carta.

Durante la mañana de ayer, la dimisión ya era un fuerte rumor. Sin embargo, recién a las 2.40 p.m., y mediante un mensaje a la Nación, Kuczynski Godard anunció que dejaba el sillón de Pizarro, el cual ocupó por solo un año, siete meses y 22 días.

Aunque para la salida del renunciante fueron determinantes los videos que el último martes propaló Fuerza Popular -en los que se aprecia a los congresistas Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel intentando persuadir al legislador “naranja” Moisés Mamani para que rechace la vacancia a cambio de obras del Gobierno en Puno-, nuevos audios difundidos ayer por Daniel Salaverry, vocero fujimorista, precipitaron el desenlace político.

 

Estas tres grabaciones involucran al saliente ministro de Transportes Bruno Giuffra, quien hace de mediador para concertar una reunión entre Mamani y el renunciante presidente de la República (más información en la página 7).

IRREVERSIBLE. Otro factor que abonó en tal dimisión fue la reconfiguración del Congreso en cuanto al apoyo a la moción de vacancia que hoy se iba discutir en el Pleno. De acuerdo con los últimos cálculos, aquellos legisladores que respaldaban la destitución presidencial superaban los 125 -de los 87 necesarios-, pues muchos de aquellos que días antes afirmaban que la rechazarían o se abstendrían adelantaron que la aprobarían ante las nuevas pruebas.

Tal es el caso de Luciana León (APRA), quien, al igual que su compañero Jorge del Castillo, demandó la renuncia del jefe de Estado. Caso contrario, advirtió que votaría por la vacancia.

Sin embargo, la estocada vino desde la tienda oficialista, pues más de un parlamentario de Peruanos Por el Kambio se pronunció en el mismo sentido mediante sus redes sociales.

Salvador Heresi, secretario general de PPK, afirmó por ejemplo que respaldaría la destitución si este no daba un paso al costado.

En sintonía, Pedro Olaechea, exministro de la Producción, tuiteó: “Se necesita proteger las instituciones. Por eso, con mucho pesar, señor presidente, le pido que dé un paso al costado”.

 

El hasta ayer titular de Vivienda Carlos Bruce se pronunció a favor de un “cambio democrático”, mientras que Juan Sheput, en diálogo con la prensa, opinó que Pedro Pablo Kuczynski debía optar por el “estricto cumplimiento de la Constitución”. Los legisladores pepekausas Clemente Flores y Moisés Guía se pronunciaron en ese mismo sentido.

Para agravar el panorama, los exoficialistas Gino Costa, Alberto de Belaunde y Vicente Zeballos, de quienes se esperaba un rechazo a la moción, ayer dieron un giro de 180 grados. La bancada de Alianza Para el Progreso (APP) ya había hecho lo propio un día antes.

SE SIENTE VÍCTIMA. Antes de que se hiciera oficial su dimisión, el renunciante presidente apareció en la puerta principal de Palacio de Gobierno, donde recibió la discreta despedida de algunos trabajadores, quienes hasta lo aplaudieron antes de que se retire a su residencia en el distrito de San Isidro.

Minutos después, comenzó la difusión del esperado mensaje a la Nación. Desde el principio, Kuczynski Godard enfatizó que dio lo mejor de sí en su gobierno, pese a “la constante obstaculización y ataques” de “la mayoría legislativa”.

Agregó que tal confrontación política creó un “clima de ingobernabilidad que le hace un enorme daño al país” y recordó las interpelaciones y censuras de ministros, así como el primer proceso de vacancia y el que debía afrontar hoy.

Además, mencionó, en el marco de la coyuntura actual, la publicación de “informes defectuosos y que contenían errores” -en alusión al documento de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre operaciones financieras de Kuczynski- y la aparición de parlamentarios que no respaldaban la vacancia en “grabaciones editadas y selectivamente tendenciosas que daban la impresión de que el Gobierno estaba ofreciendo obras a cambio de votos”.

“Frente a esta difícil situación que se ha generado, y que me hace injustamente aparecer como culpable de actos en los que no he participado, pienso que lo mejor para el país es que yo renuncie a la Presidencia de la República, porque no quiero ser un escollo para que nuestra nación encuentre la senda de unidad y armonía que tanto necesita y que a mí me negaron”, sentenció.

Asimismo, reclamó a la oposición que por querer exponerlo como una persona corrupta haya involucrado a trabajadores honestos de su entorno.

SIN MEA CULPA. Tras la dimisión de Kuczynski, más de una voz advirtió que en su discurso no hubo ningún mea culpa. Luz Salgado, expresidenta del Parlamento, expresó que en su carta “no hay ninguna línea de autocrítica”.

“Él se quiere victimizar cuando ha traído todo este problema, su vinculación con diferentes empresas brasileñas, cuyas denuncias vinieron del exterior y que no se podían ocultar, agravado ahora por una actitud totalmente corrupta de querer sobornar y llevarse a congresistas con prebendas (...). Hasta ahora no reconoce sus errores”, remarcó.

Más allá incluso, el vocero alterno de Fuerza Popular, Héctor Becerril, sostuvo que la falta de autocrítica de PPK no contribuye a que el Parlamento acepte su renuncia y adelantó que en su opinión se lo debería vacar.

“Se va con una incapacidad mental manifiesta que no le permitió nunca ver la diferencia entre lo público y lo privado”, expresó en diálogo con la prensa.

Entre otras reacciones, el vocero alterno de Acción Popular, Yonhy Lescano, declaró que quien debe asumir las riendas del país es el vicepresidente Martín Vizcarra, de quien se informó que llegaría a nuestra capital -procedente de Canadá- a la 1 de la madrugada de mañana para asumir la jefatura del Estado.

“La mezquindad y la permanente confrontación de este Parlamento con el Ejecutivo, con una lideresa que no fue capaz de aceptar los resultados de un proceso electoral, creo que nos pasa la factura a todos los peruanos”, precisó.

El vocero de Peruanos Por el Kambio, Gilbert Violeta, indicó a su turno que PPK optó la dimisión para no prolongar la grave crisis política en el país.

Por la noche, al cierre de esta edición, PPK salió de su residencia para saludar a decenas de simpatizantes suyos que llegaron hasta dicho punto para manifestarle su respaldo. Según vecinos de la zona, muchos de ellos llegaron en buses que se estacionaron en los alrededores. “No nos vamos a dejar”, les dijo el renunciante mandatario, con la bandera de su partido en la espalda.

DATOS:

- PPK ofreció mensaje acompañado de casi todo su gabinete. Faltó Elsa Galarza (Ambiente).

- Saliente mandatario sostiene que ha sido blanco de constantes ataques de la mayoría legislativa, obstruccionista, que ha generado un clima de ingobernabilidad y de confrontación política. La oposición resalta que no hubo mea culpa

- Se despidió de sus trabajadores en Palacio.

Subcategorías

© 2018 Your Company. All Rights Reserved. Designed By Tacna System E.I.R.L

Master marketing digital