Burundi registra 700 muertes por malaria solo en 2017

119

El Gobierno de Burundi, en el centro del territorio africano, ha declarado una epidemia de malaria. La ministra de Salud, Josiane Nijimbere, reveló este miércoles que en lo que va de año han fallecido 700 personas por la enfermedad.

La ministra calificó la situación como una “grave epidemia de malaria”, infección que también es llamada paludismo. Informó que la cifras de 2016 alcanzaron más de 8,2 millones de personas infectadas y “tres mil de ellas fallecidas a causa del contagio”.

Las regiones más afectadas se encuentran en el norte y noreste del país. Hasta ahora, en 2017, llegan a 1,8 millones los casos de malaria. Nijimbere destacó que el costo de la lucha contra la enfermedad es de 31 millones de dólares y aprovechó la rueda de prensa para solicitar donaciones para combatir la epidemia.

El incremento de los casos es atribuido por la ministra al cambio climático y el incremento de los terrenos pantanosos para el cultivo de arroz. Otro de los factores que podría estar afectando la situación es la reducción del presupuesto de salud implementada por el gobierno en 2016.

La malaria es una enfermedad que causa fiebre, cefaleas y vómitos. Es transmitida por la picadura del mosquito y los síntomas pueden tardar de 10 a 15 días en aparecer. Sin tratamiento, la malaria puede poner en peligro la vida en muy poco tiempo. Las poblaciones más vulnerables son aquellas empobrecidas y sin recursos.